Receta de Café con Leche

Created with Sketch.
Receta de Café con Leche

En España, el café con leche es el rey. Es una parte esencial de cada desayuno y merienda española. Esta receta de café con leche que te mostramos es la clásica y original.

En España se suele pedir después de un largo y abundante almuerzo, o incluso después de la cena para alimentar una larga noche de fiesta. Es delicioso por su sencillez, y si no tienes cuidado, puede que te vuelvas adicto.

Pero no temas; este café clásico es fácil de hacer en casa, siempre y cuando tengas una buena receta española de café con leche.

La receta de Café con Leche más sencilla

Es probable que en algún momento hayas intentado hacer un café con leche en tu casa y no se le parezca a los que te sirven en los bares españoles. Eso es porque probablemente no estás siguiendo las indicaciones correctas para realizarlo. Puede parecer sencillo a simple vista, puesto que solo lleva leche y café, pero la forma de prepararlo es importante. Es esencial que se use un buen café espresso y se caliente la leche al vapor. A continuación te explicamos todos los pasos.

Para poder hacer Café con Leche necesitarás:

Cafetera espresso

A pesar de su sencillez, en esta receta es esencial un buen café espresso para darle cuerpo a la bebida. Ya sea de cápsulas o de grano molido con tu cafetera espresso, necesitas de un café fuerte y amargo. La leche ya se encargará de romper ese amargor. Te presentamos una selección de cafeteras que pueden ser útiles para preparar este café.

RebajasMás vendido 1 Cecotec Power Espresso 20 -...
RebajasMás vendido 4 De'longhi Dedica - Cafetera de...

Espumador de leche

Lo ideal es que la leche sea calentada con vapor en una cafetera espresso, pero si no se dirpone de una, siempre se puede recurrir a un espumador de leche que le dará la temperatura exacta a nuestro café. Aquí tienes algunos:

RebajasMás vendido 1 Bonsenkitchen Espumador de Leche...
RebajasMás vendido 2 AICOOK Espumador de Leche, 3...

Empecemos:

Café con leche

Receta del café típico español por excelencia. Muy sencilla de preparar y barata. Hecha con menos leche que un latte y más que un cortado.
Tiempo de preparación3 min
Tiempo total3 min
Plato: Bebidas
Cocina: Española
Keyword: Café con leche
Raciones: 1
Calorías: 66kcal
Cost: 1€

Equipment

  • Cafetera de cápsulas o espresso
  • Jarra de metal para calentar la leche al vapor con la boquilla de la cafetera espresso
  • Espumador de leche si no se tiene una cafetera espresso

Ingredientes

  • 1 Cápsula Café
  • Leche entera o semidesnatada
  • Azúcar al gusto

Elaboración paso a paso

  • Se prepara el café en nuestra cafetera de cápsulas o espresso
  • Se calienta la leche con la boquilla de vapor o el espumador de leche
  • Se echa el café y a continuación la leche y se echan 2 cucharadas de espuma de leche

Video

Cómo hacer café con leche

Notas

Este café se sirve sin azucarar. El azúcar se echa después a gusto de cada uno.

¿Qué es el café con leche?

Literalmente hablando, es café con leche. Si estás tratando de recrearlo en casa, puedes pensar que puedes preparar una taza de café filtrado americano y añadirle un chorrito de leche al 2%. Pero te equivocarías. Para tener la verdadera experiencia del café con leche, no puedes olvidar los detalles.

En primer lugar, el café es realmente un chorro de expreso. En segundo lugar, la leche se cuece al vapor y tiene su propio sabor distintivo. ¿Por qué? En España (y en toda Europa), la mayoría de la leche está pasteurizada a temperatura ultra alta, lo que significa que es estable en la estantería y no necesita ser refrigerada antes de abrirla. Si estás acostumbrado a la leche «fresca» (probablemente de alta temperatura y corto tiempo pasteurizada), puede que hayas notado una ligera diferencia en el sabor. Ya sea que te guste o no, hace que el café con leche español sea único ¡Es esencial que vaporices la leche (o simplemente la calientes)!

¿Cómo se sirve el café con leche español?

En España, el café con leche es apropiado para cualquier momento del día. Por ello, puede acompañar a una gran variedad de alimentos. Puedes tomarlo en el desayuno con una rebanada de tortilla española o una pasta azucarada. Normalmente se ofrece como alternativa al postre para un menú del día de tres platos a la hora de la comida. Muchas personas lo toman con un trozo de pastel o un sabroso sándwich como tentempié de la tarde. Y finalmente, puede que se encuentre tomando uno después de un festín de tapas a altas horas de la noche antes de pasar a los cócteles.

Dicho esto, mi acompañamiento favorito es algo sencillo y no demasiado dulce. Por ejemplo, unas galletas de mantequilla o tal vez una magdalena. Si puedes mojarlas en tu bebida, mejor aún. Sin embargo, no puedo prometer que esta última práctica sea socialmente aceptable en público…

Por último, pero no menos importante, está la cuestión del azúcar. ¿Debería añadirlo? Si pides café con leche en cualquier bar o restaurante español, te traerán un paquete de azúcar a un lado (si tienes suerte, también te pueden dar una galletita o un dulce). En mi opinión, el azúcar no es necesario; a pesar de la fuerza del espresso, hay suficiente leche para cortar el amargor. Pero depende de ti, si te gusta lo dulce, ¡coge el azucarero (o el paquete) y vuélvete loco!


Secciones Recomendadas